sábado, 14 de marzo de 2009

el gazpacho caliente de mi pueblo(Alcala de los gazules)







La gastronomía de Alcalá de los gazules (Cadiz) tiene en los productos de la tierra sus principales ingredientes. Sus platos más representativos tienen su base en productos silvestres del campo, aunque tampoco se pueden olvidar los productos de caza (mayor y menor), ni los postres.
De entre sus platos más conocidos hay que resaltar el gazpacho caliente (parecido a la sopa de tomate), las berzas, las sopas de espárragos y los estofados de carne. Espárragos y tagarninas son utilizados también para tortillas, revueltos y otros platos.Son excelentes las carnes de cerdo y de vacuno retinto, aunque no pueden olvidarse las procedentes de la caza tanto mayor, -venado, jabalí -, como menor, -conejo y perdiz-, de las que podremos dar cumplida cuenta tanto a la plancha como a la parrilla así como en magníficos estofados.
Merecen especial mención los elaborados cárnicos como la morcilla, el morcón, la longaniza, los chorizos y el lomo en manteca y no podemos olvidar al exquisito queso de cabra.Como postres destacaremos los dulces de almendra y buñuelos (parecido a un pequeño rosco), pestiños, "calostros" y la popular "torta de pellizco".
Casi con los mismos ingredientes que el gazpacho, pero en invierno, se hacen los gazpachos calientes. En este plato tanto sus ingredientes como su preparación son muy parecidas al Ajo caliente del Puerto de Santa María y al Ajo de viña de Jerez de la Frontera.


Gazpacho caliente

Ingredientes (6 personas):
• 2 dientes de ajo
• 1 pimiento verde
• 4 tomates medianos maduros
• 1 kilo de pan de pueblo asentado
• 1 naranja amarga

Preparación:


Poner en una cazuela los tomates y una rebanada de pan, cubrirlo de agua y ponerlo al fuego. Cuando empiece a hervir sacarlos y reservar al agua. Pelar los tomates y reservarlos.
En un plato aparte, desmigajar el resto del pan con las manos y reservarlo.
Si no se dispone de dornillo, poner en un mortero la sal y los ajos pelados enteros y el pimiento troceado y majarlo todo muy bien. Cuando todo esté bien majado, pasarlo a un bol grande o a un lebrillo y añadir los tomates y la rebanada de pan cocido y seguir majando y revolviendo.
Una vez esté todo bien mezclado, ir añadiendo las migas de pan sin dejar de remover.
Ir añadiendo agua caliente, de la que sirvió para cocer los tomates, cuando se vea que la masa se va quedando seca, sin dejar de majar continuamente.
En el momento en que la masa esté jugosa, añadir el aceite y mezclarlo todo bien.
Finalmente, tapar el bol con un trapo grueso y dejarlo reposar durante unos 10 minutos, para que "sude".
Destapar, regar con el zumo de la naranja amarga, mezclar todo y ya se puede servir.
La forma típica de comer este gazpacho es colocando el lebrillo en el centro y los comensales alrededor, comiendo por el procedimiento de cuchará y paso atrás.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.

Se ha producido un error en este gadget.