sábado, 6 de junio de 2009

Empanada de atun


Ingredientes:

Masa

1 huevo

50 g de vino blanco

50 g de aceite de oliva

50 g de leche templada

80 g de mantequilla fundida

400 g de harina

1cucharilla de postre de sal

1cucharilla de café de azúcar

1 sobre de levadura de panadería desecada o un dado de levadura fresca



Relleno

500 g atún en conserva (preferiblemente aceite)

2 cebollas

3 latas pequeñas de pimientos

Aceite para pochar la cebolla

6-10 cucharas soperas de tomate frito



Decoración

1huevo batido



Elaboración:

En primer lugar se debe preparar la masa.

En un vaso ponemos la leche templada, disolvemos en ella la levadura junto con el azúcar y dejamos reposar hasta que se vaya formando una espuma que duplique el volumen de la leche.En un bol ligamos la mantequilla con el aceite, la sal, el huevo batido y el vino blanco, finalmente añadimos la leche con la levadura. Por último, incorporamos la harina de golpe y amasamos hasta obtener una pasta fina que no se pegue a las manos.Ponemos la masa en el bol, cubrimos con un film transparente y dejamos reposar hasta que se hinche y duplique su volumen.

Paralelamente vamos a preparar el relleno.

Cortaremos las cebollas muy finas (mejor con la picadora) y las pochamos en abundante aceite a fuego medio hasta que adquieran un tono dorado. Con la ayuda de la picadora cortamos también los pimientos en trocitos pequeños. En un recipiente mezclamos el atún –escurrido del aceite- con el pimiento y la cebolla –también escurrida del aceite-, y añadimos tomate frito al gusto.

Una vez que la masa se haya reposado, montamos la empanada. Con 2 horas de reposo es suficiente aunque no se haya hinchado demasiado.

La importancia del reposo radica en una mejor ligazón de los ingredientes de la masa, permitiendo posteriormente que sea trabajada con mayor facilidad.

Precalentamos el horno a 200ºC. Podemos utilizar los moldes que creamos convenientes. Las cantidades indicadas se refieren a una empanada del tamaño de una bandeja de horno. Enharinamos la bandeja que vamos a emplear y la superficie sobre la que estiraremos la masa. Cogemos una porción de masa que sea algo más de la mitad y poco a poco la vamos estirando hasta conseguir una superficie bastante mayor a la de la bandeja y bastante fina, de esta manera será mucho más fácil cerrarla. Una vez estirada la masa enharinamos la superficie nuevamente y la disponemos sobre la bandeja. La mejor manera de hacerlo y que no se rompa es valerse del rodillo, enrollándola sobre el mismo. Una vez colocada, disponemos el relleno sin colapsar los bordes para facilitar de nuevo el cierre de la empanada. Cortamos los sobrantes de masa de los extremos.Procedemos de igual modo para la tapa de la empanada con el resto de la masa. Estiramos y del mismo modo que antes, con la ayuda del rodillo, tapamos el relleno. Cortamos la masa sobrante en los extremos –dejando siempre suficiente para cerrar- y enrollamos lo bordes a la vez que presionamos ligeramente para que el relleno no se salga. Con la masa sobrante hacemos tiras o formas para decorar. Pintamos la superficie con el huevo batido y la ayuda de una brocha o una servilleta en su defecto. Metemos en el horno en una posición media-baja y cocemos hasta que adquiera un tono dorado.Una vez cocida dejamos enfriar y estará lista para servir.

Recetas.net