sábado, 12 de noviembre de 2011

Flan de otoño ( Castañas )


El otoño es tiempo de castañas y por eso hoy traigo a esta pagina un rico postre que realza el sabor de este rico elemento de nuestra gastronomia
Ingredientes:
4 huevos.
250 gr de azúcar.
750 ml de leche.
500 gramos de castañas.
1 Rama de canela.

Elaboracion:
Hacer un corte a las castañas y cocer en agua hasta que estén medio cocidas. 
Escurrirlas y pelarlas, quitando la piel interior. 
Poner en un cazo y cubrirlas con leche y 100 g de azúcar, y cocer hasta que estén blandas. 
Pasarlas por un pasapuré y reservar.
Cocer 1/2 l. de leche con la ramita de canela.
Batir en un cuenco los huevos con 130 g de azúcar y añadir la leche templada sin la canela; añadir el puré de castaña y mezclar muy bien.
Caramelizar un molde. 
Rellenarlo con la crema y poner al baño maría, en el horno precalentado, a 170º, durante 40 minutos o hasta que se haya cuajado.
Dejar enfriar y desmoldar.

miércoles, 9 de noviembre de 2011

Gominolas con setas de monte



GOMINOLAS DE MONTE
 
Setas utilizadas: cantharellus cibarius y boletus

Las gominolas es un dulce por el que todos los niños tienen debilidad, y no sólo los niños, los mayores también! Hemos dado rienda suelta a nuestra imaginación, por qué no unas gominolas de setas? Son muy sanas, nos aportan mucha proteína y nada de grasa, aptas para celiacos, amantes de lo dulce y de las setas……démonos un capricho !!!


Ingredientes:
500 ml de almíbar de melocotón (cantharellus cibarius)
500 ml de agua y una pizca de canela (boletus)
1 cucharada de postre de agar agar en polvo (para cada sabor)
90 gr. de azúcar (sólo para boletus)
25 gr de boletus secos
25 gr de cantharellus ciabrius secas

Elaboración:
Rehidratamos las setas en su líquido correspondiente durante 2 horas aproximadamente y colamos. 

Para las gominolas de cibarius no añadimos azúcar y para las de boletus añadimos 90 gr. Llevamos a ebullición y añadimos el agar agar, dejamos hervir un minuto removiendo constantemente hasta que se disuelva y retiramos del fuego.
Echamos en un molde previamente humedecido o ligeramente engrasado con aceite de girasol y dejamos reposar como mínimo 12 horas.
Podemos hacer una plancha entera y cortar cuadraditos o utilizar cubiteras con formas divertidas.
Desmoldamos y rebozamos en azúcar, azúcar invertido o sidral, mezclado con el polvo de seta utilizado.
Para conservarlas, metemos en un bote metálico cerrado herméticamente.

MONTAJE Y PRESENTACION
Colocamos las gominolas sobre un plato blanco, para destacar los colores de cada seta. Decoramos con polvo de setas, sidral y alguna setas confitada.

Chupito de crema de trigueros


Uno de mis aperitivos preferido, no por sus ingredientes, sino por su presentación. 
Me encanta poner un chupito con una crema o espuma, fría o caliente, de calabacín,trigueros, salmón, melón, aguacate, setas...hay muchas opciones.
Esta es de espárragos trigueros.
 
Ingredientes:(para 10-12 chupitos)

2 manojos de trigueros
1 patata mediana
150 ml de nata
2 quesitos
sal, pimienta, nuez moscada
agua
caviar para decorar

Cocemos los trigueros limpios y a los 5 minutos añadimos la patata troceada. 
Salpimentamos y dejamos cocer 20 minutos más, hasta que esté cocido.
Trituramos con los quesitos en la thermomix o con la batidora, añadimos nata líquida y pasamos por el chino para que nos quede una crema fina. 
Ponemos a punto de sal y añadimos más agua o nata si es necesario. 
Mezclamos bien.
Servimos templada en unos vasitos de chupito, decorada con caviar, por ejemplo.
(los celiacos podéis ponerle un poco de salmón picado)

martes, 7 de junio de 2011

Lomo con salsa de anchoas y limón




Los libros de Simone Ortega son una fuente casi inagotable de buenas ideas para la cocina. Cuando estás en el clásico momento “no se me ocurre nada para poner hoy”, no hay como recurrir a esta buena señora para que empiecen a surgir posibilidades alrededor de sus miles de sencillas y extraordinariamente bien planteadas recetas.
La propuesta de hoy parte de su solomillo de cerdo con salsa de anchoas. Que en mi caso se transformó en lomo fresco ibérico porque en la carnicería no había otra cosa. También añadí una hierbecita, el romero, al que dejé un buen rato con la mantequilla derretida para que ésta se impregnara del sabor. Y finalmente, la segunda vez que lo hice, le puse una guarnición muy simple de champiñones salteados con ajo. Espero que Simone no se haya enfadado por estas humildes aportaciones y las apruebe desde el cielo…
Nivel de dificultad
Para gente que haya pisado alguna vez una cocina. O sea, medio.
Ingredientes
Para cuatro personas
  • 800 gr. de lomo fresco de cerdo, a poder ser ibérico
  • 6 filetes de anchoas en aceite
  • 1 limón
  • 200 gr. de champiñones (opcional)
  • 1 diente de ajo (opcional)
  • 75 gr. de mantequilla
  • 1 cucharadita de romero fresco picado (o de la hierba que guste más)
  • Aceite de oliva virgen extra
  • Sal y pimienta negra
Preparación
Cortar el lomo en tajadas tirando a gruesas, y untarlo en aceite y dejarlo una media hora (si vamos a cocinar para más de cuatro personas, vale la pena hacer el lomo entero en el horno, en un recipiente que luego podamos poner al fuego, y luego filetearlo).
Desleír las anchoas con un poco de aceite en un mortero o en un bol, hasta que quede una pasta. Poner la mantequilla con el romero en un cazo a fuego suave, simplemente para que se derrita. Cuando esté líquida, retirarlo y añadir las anchoas. Reservar.
Exprimir el zumo del limón y reservar.
Si se quiere acompañar con la guarnición de champiñones, mojarlos con un poco de aceite, y saltearlos en una sartén bien caliente. Añadir en el último minuto el ajo picado fino. Reservar al calor.
Dorar los filetes en una sartén o cazuela baja muy caliente, sin que se pasen demasiado (unos 2 minutos por lado). Sacar, salar muy ligeramente y reservar al calor.
En la misma sartén (o en el recipiente en el que hayamos hecho el lomo, si hemos elegido la opción horno), añadir la salsa de mantequilla y anchoa. Calentar un poco a fuego suave sin que hierva, y sin parar de remover con unas varillas o una cuchara de madera, añadir el zumo de limón. Mover hasta que emulsione y  quede ligada.
Servir inmediatamente el lomo con la salsa por encima, un poco de pimienta recién molida y, si se quiere, los champis de guarnición.

Calamares a la plancha con mojo de cilantro


Además de ser relativamente baratos, los calamares permiten múltiples preparaciones: a la romana, encebollados, en su tinta, rellenos… La única condición  es que estén muy frescos. Para saber si lo están, hay que mirar que estén brillantes y tiesos, y desconfiar de los que están tirados de precio porque eso significará que son añejos.
La forma de prepararlos que propongo hoy es una de las más sencillas: a la plancha. La gracia es el acompañamiento, una rica salsa canaria que no se llama mojo picón, sino mojo de cilantro. Esta salsa funciona fenomenal con cualquier producto marino, y se puede hacer en gran cantidad y guardarla en la nevera durante bastante tiempo.
Ingredientes
Para 4 personas
  • 12 calamares medianos (alrededor de 1 kilo)
  • 1 manojo de cilantro
  • 2 dientes de ajo
  • 1 cucharadita de comino en grano
  • 50 gr. de miga de pan
  • 200 mililitros de aceite de oliva
  • 2 cucharadas soperas de vinagre
  • 2 bolitas de pimienta negra (o una pizca de pimienta molida)
  • Sal gorda
Preparación
Majar (machacar) en un mortero las hojas del cilantro, el comino, la miga de pan, una pizca de sal gorda y la pimienta. Añadir el vinagre y un chorrito de agua y mezclar bien. Ir añadiendo poco a poco el aceite y removiendo para que se vaya ligando. Cuando esté, añadir los dos dientes de ajo previamente aplastados y dejarlo reposar 30 minutos como mínimo. Si se quiere más potente de ajo, se puede añadir al principio y majarlo también.
Limpiar bien los calamares bajo el chorro de agua eliminando las aletas, la piel rosada y cualquier resto de tripa, dejando solo el cuerpo y los tentáculos. Escurrir bien y reservar sobre dos o tres capas de papel absorbente.
Poner a calentar una sartén o parrilla a fuego vivo. En un plato hondo, untar los calamares con un chorrito de aceite, e ir introduciéndolos de pocos en pocos en la sarten muy caliente. El secreto para que estén tiernos es HACERLOS POCO: sólo tienen que coger colorcito dorado. No hay que marearlos ni moverlos mucho: con un minuto escaso por cada lado, vale.
Ir poniéndolos en una fuente y al final rociarlos con cucharaditas del mojo, sin abusar -no tienen que estar flotando, la salsa sólo es un toque-. Servir inmediatamente.
El mojo sobrante se puede usar para otras ocasiones: para acompañar unas patatas pequeñas cocidas como aperitivo, o un pescadito frito.

Atun encebollado


El encebollado es una técnica muy común en la cocina española. En líneas generales, consiste en pochar cebolla muy lentamente para que sirva de salsa a una carne o un pescado frito, pasado por la plancha o hecho en la misma salsa.
Son habituales del encebollado el hígado, el bacalao, los chipirones, el pollo, el conejo… aunque para mí, la estrella es el atún.
La receta que propongo aquí es de lo más básica. Lo único que la hace diferente al encebollado vulgaris es el jerez oloroso. Pero os aseguro que este toque hace que el plato tenga nuevos aromas y sea mucho más sugerente.
Si no encontráis oloroso, tirad con un jerez semi-seco… eso sí, intentad que el atún o el bonito sea fresco, con color intenso y no grisáceo.


Ingredientes
Para cuatro
  • 4 filetes gruesos de atún
  • 3 cebollas grandes
  • 250 ml. de jerez oloroso
  • 1 diente de ajo
  • Aceite de oliva Virgen extra
  • Perejil
  • Sal maldon (o gorda), sal fina y pimienta negra.
Preparación
Poner a marinar el atún con 100 ml. de oloroso, el ajo cortado en trozos grandes (o machacado, si se quiere con más sabor) y un poco de sal. Dejar en la nevera durante al menos una hora.
Pochar la cebolla en una cazuela o sartén con unas cuatro cucharadas de aceite y una pizca de sal, a fuego lento. Dejar que se cueza tapada durante al menos media hora, hasta que se deshaga, esté dulce y tenga un color marrón claro. Añadir el resto del jerez y dejar que se evapore el alcohol y que reduzca. Probar y corregir de sal.
Añadir el líquido de la marinada, remover y dejar a fuego mínimo, sólo para que se mantenga caliente.
Escurrir bien el atún. Marcar en otra sartén limpia a fuego muy vivo, vuelta y vuelta para que se dore y no se haga casi por dentro.
Servir con el atún sobre la salsa de cebolla y oloroso, con una pizca de sal maldon o gorda sobre el pescado y un poco de pimienta espolvoreada.

martes, 31 de mayo de 2011

Alubias con almejas



Ingredientes


(para 2 personas y para que sea plato único)

400g de almejas

300g de alubias blancas

1 cebolla

1 puerro

1 tomate

2 dientes de ajo

perejil

1 pucharadita de pimentón de la Vera

pimienta blanca

sal y aceite

Elaboración

Dejar las alubias en remojo desde la víspera en agua templada

Escurrir las alubias

Ponerlas con un dedo de agua por encima en una olla y cuando rompa a hervir hay que asustarlas con agua fría, cortando el hervor y añadiendo la mitad de la cebolla, el puerro y el tomate picados y un diente de ajo partido por la mitad

Dejar 3 horas a fuego suave

Se ponen las almejas en agua salada para que suelten la arenilla y después se lavan en agua

Cuando las alubias estén casi cocinadas se prepara el sofrito con un poco de aceite de oliva, la mitad que queda de la cebolla, el puerro, el tomate y el ajo. Se dora a juego lento.

Se añaden las almejas junto con el perejil al sofrito y un vaso de agua de las alubias o un vaso de vino blanco, hasta que se abran las almejas

Se mezcla el sofrito con las almejas y se deja unos 10 minutos

¡Buen provecho!

miércoles, 24 de noviembre de 2010

PAN CON TOMATE Y JAMON

De lunes a viernes la mayoría siempre vamos pillados de tiempos. El fin de semana, especialmente el domingo la cosa cambia. Os propongo hoy un desayuno rico, sano y sencillo. De hecho, aunque os lo presento como desayuno este receta puede servir también cuando cenamos en casa y no nos apetece complicarnos mucho la vida.

Ingredientes:

- Pan. El de molde no sirve para esta receta. Os recomiendo pan de hogaza o pan de pueblo, sino también nos puede servir pan de chapata, etc.
- 1 diente de ajo
- Aceite de oliva virgen extra
- 1 tomate maduro
- Jamón serrano

Cortas una rebanada de pan o varias, según el hambre que tengas y la tostamos. Si no tienes tostadora no pasa nada. Pones una sartén al fuego y cuando este bien caliente echas dentro la rebanada de pan vigilando en todo momento que el pan se tueste ligeramente sin llegar a quemarse.
Mientras se tuesta el pan, pela el diente de ajo y pártelo por la mitad. Parte también el tomate por la mitad.
Una vez está listo el pan, frota por una de las caras de la tostada medio diente de ajo. Se trata de aromatizar el pan, o sea que no lo frotes con mucho garbo sino el sabor a ajo será excesivamente fuerte.
El siguiente paso consiste en rociar un poco de aceite de oliva virgen extra sobre la tostada. Deja reposar unos segundos el aceite hasta que la tostada lo absorba y a continuación frota medio tomate sobre el pan, esta vez con garbo porque nos interesa que el tomate suelte parte de la pulpa y el jugo e impregne bien la tostada.
Por último, solo queda añadir unas finas lonchas de jamón serrano por encima. Si lo tuyo es el paladar fino sustituye el jamón serrano por el ibérico y si eres un fiel seguidor de lo sano, puedes sustituir el jamón serrano por jamón cocido o por pechuga de pavo.
Acompaña la tostada con un café con leche preferido. Busca tu rincón favorito, coge el periódico y comienza el domingo dedicándote un desayuno sano, equilibrado y sobre todo, hecho por ti y para ti.

¡Buen provecho!

ENSALADA TEMPLADA DE JAMON Y LANGOSTINOS

Tras varios días sin tiempo y sin inspiración os dejo hoy la receta de un plato que suelo realizar de vez en cuando y que se adecúa muy bien al propósito de este blog.



Ingredientes para dos personas:

- 1 bolsa de ensalada tipo Vega de Florette. No es necesario que compréis esta marca. Mercadona, Eroski o Carrefour comercializan este mix de lechugas con su propia marca y por lo tanto a mitad de precio que Florette.
- 200 gramos de langostinos pelados.
- 100 gramos de jamón serrano en lonchas.
- Dos medallones de un dedo de grosor aproximadamente de queso de cabra en rulo.
- 200 gramos de setas de cardo o champiñones.
- 1 tomate grande.
- Aceite de oliva virgen extra
- Vinagre balsámico.
-Sal.

Utensilios:

Una sartén mediana.
Una fuente llana donde montaremos la ensalada.

Comenzaremos colocando la mezcla de lechugas sobre la fuente, salamos ligeramente y la esparcimos bien sobre toda la superficie de la ensaladera. Cortamos el tomate en rodajas de medio dedo de grosor y las colocamos sobre la lechuga.
Pasamos al fuego. Ponemos la sartén a calentar con 6 cucharadas soperas de aceite de oliva virgen extra. Salteamos los langostinos hasta que adquieran un poco de color y los retiramos. Los langostinos deben quedar al punto, dos minutos serán más que suficientes para que adquieran el punto justo de cocción que necesitamos. Una vez hechos, los retiramos y los reservamos. En ese mismo aceite salteamos las setas cortadas en juliana y cuando ya estén al punto añadimos el jamón y justo después los langostinos que ya tenemos salteados. Verteremos en la sartén dos cucharaditas de vinagre balsámico y salteamos 30 segundos para que se mezcle bien el sabor de todos los ingredientes. Retiramos del fuego.

Esparcimos los ingredientes de la sartén sobre los que ya tenemos dispuestos en la ensaladera. Es importante que el salteado esté bien caliente. Debemos verter tanto los ingredientes como el jugo que tendrá la sartén porque ese será el aliño de la ensalada. Para finalizar colocamos las dos rodajas de queso de cabra a modo de decoración y ya está el plato listo para servir.

Me gustaría destacar que tengáis cuidado con la sal a la hora de preparar este plato. El jamón acostumbra a tener un punto de sal y el queso de cabra también

Recetas.net